Mozárabes y mozarabías

Mozárabes y mozarabías
Biblia de León

lunes, 26 de enero de 2015

San Xes o San Ginés de Francelos, Ribadavia, Orense


Galicia la mágica, la insondable, la "enxevre", nunca terminará de sorprendernos. Después de haber visitado Ribadavia un par de veces, no habíamos descubierto esta perla prerrománica situada en sus cercanías, a poco menos de un kilómetro, en el lugar de Francelos, aguas abajo del Miño.




Desde la plaza central, tendremos que tomar una pequeña calleja sin señalización y pronto nos aparece lo que queda de un probable monasterio sumergido en la nebulosa del siglo X, del que apreciamos los sillares visigóticos y algunos elementos decorativos que nos llaman la atención, especialmente en el pórtico.





La puerta principal de acceso está coronada por un arco de gruesas dovelas sobrepuesto a un dintel, con claro aspecto visigótico. Las columnas adosadas a las jambas llevan motivos vegetales, igual que los capiteles con decoración de hojas, derivación del corintio que también podrían denotar alguna influencia asturiana.

En los sillares adyacentes a los capiteles vemos escenas que suscitan diversas interpretaciones, aunque el del lado derecho parece ser la entrada de Jesús en Jerusalén.



A continuación, en este mismo lado, destaca una delicada celosía, de gran finura de talla, propia de expertos artesanos, con arco de medio punto, con motivos vegetales y sogueado y con tres arquitos mozárabes en la parte superior. Tampoco aquí los expertos se ponen de acuerdo en el entrecruzamiento de influencias visigóticas, mozárabes o asturianas.



Esta celosía debió ser decisiva en la declaración de esta iglesia en 1951 como monumento histórico y artístico.
En los muros, entre los grandes sillares, de manera desordenada que indica posteriores reconstrucciones, se ven labrados algunos sogueados decorativos.